Me encanta lavarme el cabello con arcillas. Además, a mi cabello le sientan todas bien: la verde, la rosa, la caolín o la ghassoul. Todas me dejan el cuero cabelludo fresco, limpio y purificado. Si no has experimentado el lavado...