Agenda 2030

Rabia, cena potinguera y Objetivos de la Agenda 2030 (episodio 5 ESVALM)

Aquí tienes la posibilidad de escuchar el episodio número 5 de mi podcast “Esto se va la mierda”.

En este episodio voy a hablarte de una multa que me llegó de Hacienda y que me cabreó muchísimo, de una cena potinguera que hice en mi casa hace unos días, y de una organización sin ánimo de lucro que está investigando cómo el desarrollo personal puede ayudar a nivel global en la consecución de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La rabia como mecanismo de defensa contra los abusos

Pues bien, hacía tiempo que no lloraba de rabia hasta el otro día, en el que me llegó una notificación de Hacienda diciéndome que me imponían una sanción de 180 euros. En realidad la sanción era más alta, pero Hacienda me dijo que, si la pagaba voluntariamente tendría derecho a una reducción del 40%. El motivo fue que olvidé presentar un modelo informativo.

Si eres autónoma sabrás que hay modelos informativos que no están sujetos a ningún pago, pero cuya presentación es obligatoria. Se trata de una sanción que tiene como multa 20 euros por dato omitido, con un mínimo de 300 euros. Total, que me salía por un ojo de la cara. No puedo describir el malestar que me produjo; tenía dentro de mí un cúmulo de emociones difíciles de discernir, aunque puedo decirte que predominaba la rabia.

Esto que te voy a contar es bastante básico, pero a mí me ayudó a aceptar mi emoción y a darle la vuelta a la tortilla. Cada emoción tiene una función para nuestra supervivencia. Te lo explico por si no has visto nunca la película “Del revés”. Por ejemplo, el asco, es una emoción que nos protege de las intoxicaciones. También existe el asco social, que es la repudia hacia algunas personas que nos resultan tóxicas. Por otro lado, la alegría es la que nos protege contra la tristeza y nos proporciona la energía vital. El miedo nos protege de no morir por nuestras posibles temeridades y no saltar por un precipicio a la primera de cambio.

¿Y la ira? ¿Esa ira que sentí cuando me llegó la notificación? Pues la ira es precisamente la emoción que nos protege de los abusos. Esa emoción estaba ahí para algo; quizás para hacerme saltar las alarmas de que aquello no era nada justo. ¿Me ayudó la ira en ese momento? Pues te diría que, en un primer instante, no. Me oprimía el corazón. Sin embargo, luego me puse a pensar en los abusos del sistema, en la indefensión que tenemos muchas ciudadanas ante este tipo de actos, y te diré que, lejos de desalentarme en mi emprendimiento, me dio más fuerza para luchar contra ello.

La fiebre por la visibilidad o el contenido gratuito en las RRSS

Pasando ahora a un tema más amigable, te quería contar que el otro día organicé en mi casa una cena potinguera. Vinieron algunas compis como Marion, de Mon petit pot, Marcela Burgos, Yolanda, de el balcón verde, Irene, de Ideimperfecta, y una servidora. Me encanta quedar con ellas, echarnos unas risillas y hablar del mundo potingueril. ¿Sabéis qué ? Estamos todas de acuerdo en una cosa a la que yo llevo dándole vueltas desde hace mucho tiempo: el contenido gratuito en RRSS.

¿Por qué prostituirnos de este modo? Nosotras pretendemos vivir de nuestro know how impartiendo el conocimiento que tanto nos ha costado obtener (mucha inversión de tiempo y de dinero), pero se nos hace muy difícil cuando otras personas ofrecen contenido gratuito, muchas veces por mera generosidad, pero otras conducidas por esa fiebre de visibilidad en las redes que se está extendiendo como un cáncer.

Y te confieso que yo también comparto y he compartido contenido gratuito, porque es mi herramienta para demostrar que sé de lo que hablo, de ganarme la confianza de mis seguidoras. Pero claro, hay formas y formas de compartir contenido.

Los lead magnets

En el caso de los lead magnets me atrevo a dar mi visto bueno. Por si no lo sabes, un lead magnet es un regalito que se hace a los visitantes de la web a cambio de que dejen sus datos. No me parece tan mal, puesto que no acaba siendo “gratuito” del todo. Tener los correos de tus suscriptores no se paga ni con miles de seguidores en redes sociales.

Yo tengo una lista de subscriptoras a las que me comprometo a enviar de forma privada entregas de mi proyecto “limpio bonito”, con recetas gratis de limpiadores caseros, a cambio de que ellas puedan estar ahí para leer mis comunicaciones cuando estoy promocionando algún taller o curso.

Exceso de «regalos»

Ahora bien, en mi opinión hay un exceso de regalos en forma de contenido, recetas, fórmulas, mini cursos, gratuitos a través de las RRSS. Sobre todo, te hablo de Instagram y Youtube, las redes a las que soy más asidua. ¿Quieres hacerte un champú sólido? Sólo con teclearlo en tu navegador te aparecerán un montón de recetas, incluso de personas que ni siquiera están en este sector; algunas tienen canales de manualidades, o de cocina. Es posible que la persona que busca el contenido piense que para qué se va a comprar, por ejemplo, mi curso de champús sólidos, si puede tener la receta gratis.

Por suerte, las recetas seguirán siendo eso: recetas y nada más. Las personas a las que les interese el tema y quieran profundizar, aprender a formular y a entender los ingredientes que usan —lo cual, en mi opinión, es la gracia de prepararse algo una misma— sabrán apreciar el trabajo de las que queremos vivir del potingueo.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

Y dicho esto, me voy al tema central de este podcast. El otro día me metí en la página web de La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, adoptada por todos los Estados miembros. de la ONU. Esta agenda se concreta ahora en 17 puntos centrales, objetivos de desarrollo sostenible que tienen que servir como una llamada a la acción urgente de todos los países, desarrollados y en desarrollo. Reconocen que poner fin a la pobreza y otras privaciones debe ir de la mano con estrategias que mejoren la salud y la educación, reduzcan la desigualdad y estimulen el crecimiento económico, todo mientras se aborda el cambio climático y se trabaja para preservar nuestros océanos y bosques.

A continuación, te enumero cuáles son estos 17 objetivos:

  1. Erradicación de la pobreza, en todas sus formas y en todo el mundo.
  2. Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.
  3. Garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades.
  4. Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos.
  5. Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas.
  6. Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos.
  7. Garantizar el acceso a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos.
  8. Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.
  9. Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación.
  10. Reducir la desigualdad en los países y entre ellos.
  11. Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros y resilientes.
  12. Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.
  13. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.
  14. Conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.
  15. Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad.
  16. Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y construir a todos los niveles instituciones eficaces e inclusivas que rindan cuentas.
  17. Fortalecer los medios de implementación y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

Acelerar el proceso hacia los 17 objetivos: Inner Development Goals

No sé qué piensas tú, pero cuando me los leí uno a uno y, sobre todo teniendo en cuenta que forman parte de la Agenda 2030, me parecen más que pretenciosos.

Estamos lejísimos en resultados y cerquísima en el tiempo que nos queda para cumplir estos objetivos, y por ello ha aparecido una organización sin ánimo de lucro llamada Inner Development Goals. Se trata de una iniciativa de código abierto creada para acelerar el trabajo hacia la consecución de los 17 Objetivos Globales de la ONU, con una triple mirada: hacia las propias organizaciones; hacia los estados: y hacia los mismos individuos. ¿Por qué? Porque está más que claro que no podemos esperar a que solo los estados o las organizaciones nos salven de este embrollo.

Lo que pretende Inner Development goals es ayudar a los individuos a desarrollar las habilidades internas que permitan acelerar la consecución de los 17 objetivos globales. Estos 17 objetivos cubren una gran variedad de temas que involucran a personas de todas las edades, valores o religiones cuya sabiduría puede generar una especie de ecosistema de aprendizaje de código abierto en constante evolución. Ellos se encargan de recoger y conectar las diferentes visiones. De esta forma, podremos conseguir un verdadero cambio sistémico hacia un desarrollo sostenible (aunque ya sabes que yo pienso que «desarrollo» y «sostenible» son dos palabras casi antagónicas, como el agua y el aceite).

Preguntas clave que debemos hacernos como individuos

Una de las preguntas principales que se hacen y que te invito a que formules tú también y me dejes tu respuesta en los comentarios es ¿Qué habilidades necesitamos desarrollar como individuos para que un mundo más sostenible sea posible, y cómo las desarrollamos?

Nosotros, como individuos, podemos influir mucho, y no está mal hablar de cómo podemos desarrollar nuestra capacidad de pensamiento complejo, para que podamos contribuir a los cambios sistémicos más grandes que se necesitan.

Se trata de adoptar un enfoque holístico de las personas y la humanidad, y ver el vínculo entre la capacidad del individuo para desarrollarse y la capacidad del mundo para lograr la sostenibilidad. Cómo el desarrollo personal puede unirse al desarrollo global o, lo que viene a ser lo mismo, cómo tú, desde allí dónde estés, puedes contribuir a la salvación del planeta.

Me gustaría que, en este capítulo —y muy especialmente en éste—, me dejaras tu opinión que tan valiosa podría ser para esta organización:  

¿Qué habilidades necesitamos desarrollar como individuos para que un mundo más sostenible sea posible, y cómo las desarrollamos?

Ya ves que todavía no hay concreciones, sino más bien un paraguas en el que recoger un aluvión de ideas sobre cómo conseguir entre todas salir a flote.

Y mientras esta enorme bola sigue girando, me despido de ti hasta dentro de dos semanas,

Salud y potingues.

Fuentes:

https://www.innerdevelopmentgoals.org/

No Comments

Post A Comment