Champú sólido…¡azul!

La receta que traigo hoy está pensada para cabellos que estén a falta de proteína. Y te preguntarás, ¿cómo sé yo si a mi pelo le falta de eso?

La falta de proteína en el cabello suele estar relacionada con la porosidad del mismo. Si tu cabello es de porosidad alta, seguramente este champú le irá muy bien para cerrar las cutículas (la proteína se encargará de rellenar bien los huecos que han quedado abiertos las hebras) y así tu cabello podrá conservar mejor la hidratación. Como ves, todo está relacionado: falta de proteína; cutículas abiertas; pérdida de hidratación y cabello deteriorado, quebradizo y sin elasticidad.

Te recomiendo que lo uses como tu champú habitual y que, tras enjabonarte el cuero cabelludo lo dejes actuar un par o tres de minutos. Luego acláralo con agua, lo más fría posible para que las cutículas se cierren mejor.

Ahora te hablaré de la espirulina azul. Si bien proviene de la espirulina que casi todas conocemos, no es exactamente lo mismo. En la azul, el ingrediente activo es una ficocianina que es la que le da este tono azulado tan precioso. Como la espirulina común de color verde, este superalimento es rico en proteínas, que le van a ir genial a nuestro cabello. Si compráis este ingrediente tan genial lo podéis utilizar en vuestras recetas de cocina como pigmento además de enriquecer nutricionalmente vuestras recetas. Es muy versátil. Yo lo he usado para hacer batidos verdes de frutas a los niños y se me han quedado ojipláticos.

Como todo tiene un pero, mi querida espirulina azul también lo tiene. Es cara de narices. Es cierto que cunde, porque basta con la puntita de un cuchillo para que pigmente. Por otro lado, es un ingrediente muy poco habitual incluso en herbolarios. Siempre se vende la verde, pero si pedís la azul, las vendedoras se quedan con la boca abierta y cara de póquer. Os dejo un enlace por si queréis comprarla aquí. Ahora bien, por supuesto que podéis reproducir la receta sustituyendo la espirulina azul por la verde. Eso sí, tened en cuenta que la espirulina verde tiene un olor especial, cosa que no ocurre con la azul, que es más inodora.

Y dicho esto, vamos a por la receta:

INGREDIENTE%FUNCIÓN
SCI75TENSIOACTIVO
BTMS5TENSIOACTIVO ACONDICIONADOR
cocoglucósido10TENSIOACTIVO, AYUDA A FUNDIR SCI y BTMS
gel áloe vera2ACONDICIONADOR, CALMANTE
espirulina azul2PROTEINA, ANTIOXIDANTE
harina de avena1PROTEINA
aceite de coco fraccionado3ACONDICIONADOR, NUTRICION
sharomix0,5CONSERVANTE
glicerina1HUMECTANTE
pantenol (vitamina B5)1ANTIOXIDANTE, FORTALECEDOR
vitamina E1ANTIOXIDANTE
aceite esencial de romero (opcional)10 a 20 gotasCRECIMIENTO, FORTALECEDOR, ANTICAIDA

Preparación:

Antes de nada, tenéis que haceros con una mascarilla para protegeros del polvo del SCI. Comenzar fundiendo al baño maría el SCI, el BTMS, el cocoglucósido, junto con el aceite de coco y la glicerina. El BTMS cuesta de fundir, de modo que hay que verificar bien antes de retirar del fuego. Una vez fundido y fuera del calor, integrar la espirulina, el gel de áloe vera, la harina de avena y por último las vitaminas, el aceite esencial y el sharomix. Enmoldar inmediatamente. Dejar solidificar durante 24 horas (también podéis acelerar el proceso metiéndolo en la nevera por unas 3 horas). Pasado ese tiempo, ya podréis disfrutar a tope de vuestro champú azul molón.

Salud y potingues,

Esther

Tags:
2 Comentarios
  • Pingback:Gel definidor de rizos (inspirado en el kinky curly) - Kalendulas
    Escrito a las 08:22h, 01 mayo Responder

    […] con consciencia y me responde bien. En mi caso, me preparo yo misma todos los productos, desde el champú sin sulfatos, el acondicionador, el sérum y el gel fijador. Por curiosidad me compré el kinky curly, un gel […]

  • Pingback:Champú en polvo (súper limpiador) - Kalendulas
    Escrito a las 17:32h, 05 mayo Responder

    […] os voy a engañar: no es precisamente un champú práctico. Me refiero a que no es el que me llevaría al gimnasio. A mí me fue genial, porque me lavo el cabello una vez a la semana y en casa, y me concedo tiempo […]

Deja un comentario