MASCARILLA FACIAL CON PROTEÍNA DE GUISANTE

Hay una cosa que me sigue flipando. Es raro el alimento que no posea propiedades cosméticas, tan solo hace falta conocer los que nos sientan mejor.

Tenía comprado desde hace tiempo un sobre de proteína de guisante. Lo quería utilizar en alguna receta vegana, pero lo cierto es que no le he dado uso, hasta que se me ocurrió hacerme una mascarilla. Los guisantes contienen proteínas y son semejantes al colágeno y la elastina de nuestra piel, por eso, pueden usarse en cosmética casera para nuestras cremas y mascarilla “arrugas bonitas”. Si no tenéis proteína de guisante, podéis hacer vuestra mascarilla usando harina de avena o harina de garbanzo, por ejemplo.

Como todavía me quedaba aceite de cáñamo, se me ha ocurrido utilizarlo también. Por supuesto, cualquier aceite adecuado para vuestro tipo de piel será útil. Luego un poco de yogur, miel, unas gotitas de jugo de limón, que son mis aliados en casi todas mis mascarillas faciales.

  • 1 CS yogur natural
  • 1 cp miel
  • 1 CS aceite de cáñamo
  • 1 CS proteína de guisante
  • 1 cc zumo de limón

Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea. Aplica la pasta sobre el rostro limpio. Aviso, no es de fácil aplicación. Si te gusta con más extensibilidad, prueba a añadir más yogur. El efecto es similar al que ejercen las arcillas, pues la proteína de guisante absorbe bastante líquido y se seca sobre la piel dejando cierta sensación de tirantez, pero menos que con una arcilla.

Deja actuar 20 minutos. Retira con agua tibia. Aplica tu tónico y tu crema hidratante como de costumbre. Tócate la cara y suelta un suspiro de placer.

Salud y potingues,

Esther

FOTO: Mascarillas de algodon lo ultimo en belleza | Madrid Muy Chic

Sin Comentarios

Deja un comentario