Ya os he hablado muchas veces de mi obsesión por las arcillas. Cuando no conocía bien sus infinitas posibilidades, me conformaba con utilizarlas en mascarillas depurativas. De hecho, pensaba que no tenían otra utilidad. Pero cuando empecé a hacer uso...