Tenía que probarlo, aunque sabía que no me iba a convencer, Llevaba días dándole vueltas a la cabeza sobre los esmaltes, porque mi hija de 7 años solo quiere que llegue el verano para que le deje pintarse las uñas...