¿Cómo os encontráis, florecillas? Yo voy sobreviviendo en casa, aburriéndome de vez en cuando, cocinando, potingueando y descubriendo nuevas rutinas que le están sentando bien a mi cuerpo, sobre todo a mi espíritu. Os parecerá una tontería, pero nunca había...