Cómo preparar oleatos

Una de las maravillas de la cosmética natural es la preparación de oleatos (también conocidos como oleados, extractos oleosos u oleomacerados). Se trata de extraer los principios activos de una planta en concreto en un aceite. Se suelen utilizar plantas secas, aunque en algún caso como el hipérico o el romero, pueden ser plantas frescas.

Existen diferentes tipos de preparación, pero aquí te enumero las más comunes:

1/ PREPARACIÓN SLOW:

Empieza por esterilizar un tarro de vidrio. A continuación, rellena unas tres cuartas partes del tarro de planta seca. Cubre con aceite hasta sobrepasar unos dos dedos por encima del nivel de la planta. Guarda en un lugar fresco, seco y alejado de la luz solar y agita cada día el contenido. Después de 30 días, filtra para eliminar las trazas de planta y disfruta de tu oleato.

2/ PREPARACIÓN EN FUEGO

Puedes calentar la mezcla al baño maría durante 3 horas a fuego muy suave. Luego filtrar.

3/ PREPARACIÓN EN YOGURTERA

Coloca la mezcla en la yogurtera y déjala macerar unas 12 horas. Filtra y disfruta.

4/ PREPARACIÓN EN ROBOT DE COCINA

Puedes usar tu robot y programar a no más de 40 grados durante 3 o 4 horas. Filtra y listo para usar.

5/ PREPARACIÓN EN LAVAVAJLLAS

Coloca el tarro bien cerrado con el contenido en el lavavajillas y somételo a un ciclo largo. Tendrás un oleato exprés y muy sencillo de preparar.

Los oleatos son efectivos cuando los principios activos de la planta son liposolubles (o solubles en aceites y grasas). Por eso, es interesante que te informes bien de las características de la planta que vas a utilizar para obtener el máximo rendimiento de ellas. Existen plantas cuyos principios activos no son solubles en aceite y realizar un oleato con ellas no sería efectivo.

Si quieres conocer más sobre el mundo de los extractos vegetales, puedes adquirir mi ebook “Prepara tus extractos caseros” y escuchar el episodio del podcast Episodio #8: cómo preparar extractos de plantas.

Sin Comentarios

Deja un comentario