gel micelar casero

Gel micelar casero

Ya te había compartido una receta muy efectiva de agua micelar. Si todavía no has probado los beneficios de este cosmético, te recomiendo que comiences a utilizarlo, porque permite ahorrarte el uso del tónico en tu rutina facial. En este caso, me he atrevido a ir un paso más allá y gelificar un agua micelar para conferirle un formato más actual y práctico: el gel micelar.

Te confieso que, cuando se me ocurrió la idea de formular un gel micelar, pensé realmente que no estaba inventado. Inocente de mí, jajaja. En realidad, hay algunas marcas que ya se han hecho eco de esta ocurrencia de gelificar el agua micelar así que, una vez más, he llegado tarde.

Este formato es igual de efectivo que el agua micelar, con la diferencia de que puedes envasarlo en un frasco con dosificador y aplicarlo sin que sea tan escurridizo. No es ni mejor ni peor, sino diferente. Sin duda, te va a encantar si eres una freaky de los cosméticos.

Ya me he sincerado alguna vez respecto a lo que opino sobre las rutinas cosméticas. Siempre me han parecido que algunas contienen un exceso de productos que, sin duda, obedecen a intereses de las grandes marcas que se reparten el pastel en la industria cosmética. Sin embargo, si hay un paso que jamás deberíamos obviar y en lo que estoy de acuerdo con las dogmáticas de las rutinas es la limpieza facial, al menos una vez al día. Todo dependerá, por supuesto, del lugar en el que vivas: tu rostro no se ensucia de la misma manera si vives en medio del campo que si pasas todo el día en la ciudad.

Mantener el rostro limpio nos permite gozar de una piel más saludable, así como preparar el cutis para el resto de productos hidratantes y nutritivos que necesitemos aplicar.

Ingredientes para el gel micelar casero

  • 90 gramos de hidrolato de rosa damascena
  • 4 gramo de betaína de coco
  • 4 gramos de glicerina vegetal
  • 1 gramo de goma xantana
  • 1 gramos de conservante cosgard (o Sharomix)

Preparación en frío

Una de las grandes ventajas de esta receta es que se prepara completamente en frío. Bastará con que comiences diluyendo la goma xantana en la glicerina. A continuación, añade el hidrolato de rosa y la betaína. Ya sabrás que la betaína de coco es un tensioactivo muy suave que será el responsable de formar las micelas. Como hay tan poca cantidad en la fórmula, no será necesario que retires el producto. Por último, tendrás que añadir el conservante.

Otra buena noticia de esta fórmula es que el pH es el adecuado para nuestra piel, entre 5,5-6, a diferencia de otros limpiadores más alcalinos.

Utilización del gel micelar

Puedes aplicar el gel con ligeros golpecitos sobre el rostro y retirar la suciedad con la ayuda de un algodón limpio. También puedes humedecer el rostro tras la aplicación y conseguirás un suave efecto jabonoso. Luego podrás retirar el producto con agua.

Descuento en tus materias primas

He explicado alguna vez que me gusta adquirir mis insumos en www.cremas-caseras.es. Si te apetece probar sus productos, puedes utilizar el siguiente código en el que tendrás un 5% de descuento en tu primera compra y yo, además, obtendré una pequeña comisión gracias a ti. Así ganamos todas.

REFPodcastCosmetica

2 Comments
  • Andrea Rivas
    Posted at 16:59h, 09 julio Responder

    Hola!!! Hoy prepararé este gel miscelar que me tiene tentada!! Quiero saber si sirve para la zona de los ojos?? 🙌🏼 Gracias!!!

    • esther
      Posted at 10:27h, 28 julio Responder

      Qué bien! Puedes aplicarlo en los ojos sin problema, pero mejor sin añadir aceites esenciales.

Post A Comment