agua purificada

Tipos de agua para cosmética

En este oficio una no deja de aprender. Casi me da vergüenza contarte esto pero, hasta hace bien poco, no me había planteado nada respecto al tipo de agua que estaba utilizando para preparar cosméticos. Siempre había usado agua mineral o agua destilada. La cuestión es que el agua es uno, si no el que más, de los ingredientes estrella en nuestras fórmulas cosméticas. La mayoría de recetas contienen una gran cantidad de agua, a veces llegando hasta el 96 % si preparamos aguas micelares o tónicos faciales. Por ello parece evidente preocuparse por buscar un agua de la máxima calidad.

Recogí la duda por parte de un compañero que me preguntó por el tipo de agua que estaba usando para mis productos. «Agua mineral», le contesté sin vacilar. Me parecía lo más normal del mundo, aunque no me había planteado nunca que el agua destilada que adquirimos en supermercados y droguerías puede contener otros componentes además de H2O, como conservantes y aromas que no son aptos para uso tópico.

En el mercado existe cierta controversia respecto a los diferentes tipos de agua y cuál es la mejor para el consumo oral, confusión que se acentúa aún más si tenemos que escoger un agua de grado cosmético. Para empezar, lo mejor es aclarar la terminología y luego decidir cuál es la más idónea para potinguear.

Agua del grifo

El agua del grifo ha sido tratada químicamente para ser apta para el consumo oral. En este proceso de potabilización se han añadido cloro o flúor. Si quisiéramos utilizar este agua en nuestras fórmulas estos iones podrían interactuar con algunos ingredientes de la fórmula pudiéndola desestabilizar.

Agua destilada

Como te decía anteriormente, el agua destilada que suele comercializarse para usar en el ámbito doméstico en pequeños electrodomésticos puede contener aditivos que hacen incompatible su uso en la preparación de cosmética. Se obtiene mediante un proceso de destilación que consiste en evaporar el agua con el hervido y luego condensarla. De esta forma los iones de los minerales quedan en el tanque, mientras que el agua recogida del vapor queda libre de impurezas. Aun así, algunos contaminantes de bajo peso molecular pueden viajar junto al vapor de agua.

Por otro lado, el proceso de hervido elimina la mayoría de microorganismos que no consiguen sobrevivir al calor.

Agua purificada

Se trata de un tipo de agua desionizada que cumple los criterios de calidad para preparar cosmética. Aunque no se trata de un agua estéril contiene una cantidad de microorganismos segura para su uso. Aunque no existe una regulación específica sobre el tipo de agua que debe utilizarse en cosmética -si te fijas en el INCI, siempre pone aqua, sin más-, el agua purificada es la más recomendable si quieres preparar cosmética en casa.

A diferencia del agua destilada, el agua purificada se somete a varios procesos de filtración que le otorga un grado de pureza y calidad superiores. También se comercializa el agua altamente cualificada (HPW) de calidad aún superior.

Si se requiere un agua especial para una formulación estéril (que no es el caso de la cosmética), se utiliza WFI (agua para inyección) que es la única segura para este uso.

Agua desionizada / desmineralizada / filtrada / osmotizada

A este agua se le ha desprovisto de los iones que podría contener de hierro, calcio, cobre, cloro, plomo, magnesio, mercurio, nitratos… de modo que obtenemos un producto desmineralizado. Se puede conseguir mediante diferentes procesos de desionización, como la ósmosis inversa o el filtrado con carbón activado. La diferencia con el agua destilada es que, aunque ambas son desionizadas, esta última podría contener más cantidad de microorganismos y bacterias al no haber sido sometida al proceso de hervido.

Agua mineral / termal

Es el agua que encontramos en la naturaleza y que no ha recibido ningún tipo de tratamiento químico. Se embotella y llega nuestros hogares en estado puro. Es un tipo de agua rica en minerales -de ahí su nombre- y con un número de microorganismos y bacterias aceptables para su consumo. Podemos utilizar agua mineral a nuestras preparaciones, ya que su riqueza en calcio, magnesio y sodio podría ser beneficiosa para nuestra piel. Sin embargo, los iones podrían interactuar con otros ingredientes de la fórmula. Es un tipo de agua con un pH ligeramente alcalino, a diferencia del agua purificada que es más ácida.

¿Qué agua escoger para nuestras formulaciones cosméticas caseras?

Como has visto, existen muchas posibilidades, aunque está claro que la mejor opción es el agua purificada o altamente purificada. Puedes adquirirla en comercios especializados.

Por otro lado, si tu fórmula no contiene demasiados ingredientes o activos que pudieran interactuar con los minerales del agua, también podrías utilizar agua mineral o agua del grifo hervida. Te indico a continuación cómo purificar agua en casa para cosmética, aunque ni mucho menos tendrá el grado de calidad del agua purificada que pudieras obtener de un proveedor especializado.

Agua purificada casera para cosmética

Si dispones de un sistema de osmosis, tendrás medio trabajo hecho. Si no, puedes filtrarla con carbón activado. Obtendrás un agua con una baja cantidad de minerales. A continuación, pon el agua filtrada en una cazuela y llévala a ebullición. Bastará con que hierva 2 minutos para eliminar las bacterias. Si vives a más de 2.000 metros, deja que hierva 3 minutos más. Recuerda que en las zonas más altas hay menos oxígeno. Este paso ayudará a mejorar la calidad microbiológica del agua.

Con este doble proceso dispondrás de un agua de baja mineralización y poca contaminación bacteriológica que podrás utilizar en tus cosméticos.

No Comments

Post A Comment